Poesías selectas /de Luis de Camoens ; traducidas al Castellano por D. Lamberto Gil

Capa
L. Navarro, 1887 - 350 páginas
 

O que estão dizendo - Escrever uma resenha

Não encontramos nenhuma resenha nos lugares comuns.

Páginas selecionadas

Conteúdo

Termos e frases comuns

Passagens mais conhecidas

Página 333 - Amor de manera que, porque así me tratáis, quiere que, pues no me amáis, que améis otro que no os quiera. Mas con todo, si no os viera de todo loca por otro, con más razón fuera loco.
Página 338 - Madre, si me fuere, doquiera que vó, no lo quiero yo, que el Amor lo quiere. Aquel niño fiero hace que me muera por un marinero a ser marinera. El que todo puede, madre, no podrá, pues el alma va, que el cuerpo se quede. Con el por quien muero voy, porque no muera; que si es marinero, seré marinera.
Página 326 - Sabed, si no lo sabéis, que es lo más de lo que peno lo menos que merecéis. Quién hace al mal tan ufano, y tan libre al sentimiento? El deseo? No, que es vano. El Amor? No, que es tirano. Pues? Vuestro merecimiento. No pudiendo Amor robarme de mis tan caros despojos, aunque fue por más honrarme, vos sola para matarme le prestastes vuestros ojos.
Página 111 - El vaso reluciente y cristalino, de ángeles agua clara y olorosa, de blanca seda ornado y fresca rosa, ligado con cabellos de oro fino, bien claro parecía el don divino labrado por la mano artificiosa de aquella blanca ninfa, graciosa más que el rubio lucero matutino. Nel vaso vuestro cuerpo se afigura...
Página 108 - XXX Sospechas, que en mi triste fantasía puestas, hacéis la guerra a mi sentido, volviendo y revolviendo el afligido pecho, con dura mano, noche y día; ya se acabó la resistencia mía y la fuerza del alma; ya rendido vencer de vos me dejo, arrepentido de haberos contrastado en tal porfía. Llevadme a aquel lugar tan espantable, do por no ver mi muerte allí esculpida, cerrados hasta aquí tuve los ojos.
Página 58 - Yo pierdo cuanto bien viéndoos espero ; Y así estoy en mis males diferente. En esta diferencia mis sentidos Combaten con tan áspera porfía, Que no sé qué hacerme en mal tamaño.
Página 338 - Irme quiero, madre, a aquella galera, con el marinero, a ser marinera. Madre, si me fuere, doquiera que vó, no lo quiero yo, que el Amor lo quiere. Aquel niño fiero hace que me muera por un marinero a ser marinera.
Página 325 - De zelos de mi dolor, Quiso tomar parte en él. Yo que tan dulce tormento No quiero dallo, aunque peco, Resisto, y no lo consiento: Mas si me lo toma á trueco De mis males, soy contento.
Página 324 - Después que Amor me formó Todo de amor, cual me veo, En las leyes, que me dio, El mirar me consintió, Y defendióme el deseo. .Mas el alma, como injusta. En viendo tal perfección, Dio al deseo ocasión: Y pues quebré ley tan justa, Justa fue mi perdición. Mostrándoseme el Amor Mas benigno que cruel, Sobre tirano traidor, De zelos de mi dolor, Quiso tomar parte en él.
Página 148 - Alma, y primero amor del alma mía, Espíritu dichoso, en cuya vida La mía estuvo en cuanto Dios quería! Sombra gentil, de su prisión salida, Que del mundo a la patria te volviste, Donde fuiste engendrada y procedida! Recibe allá este sacrificio triste Que te ofrecen los ojos que te vieron, Si la memoria dellos no perdiste. Que, pues los altos Cielos permitieron Que no te acompañase en tal jornada, Y para ornarse...

Informações bibliográficas